¿Es bueno reiniciar el móvil frecuentemente?

¿Es bueno reiniciar el móvil frecuentemente?

Publicidad

Ocurre a menudo, y también en el mundo tecnológico que ahora tratamos, que las antiguas costumbres acaban arrastrándose durante años pese a que los sistemas hayan evolucionado con el paso del tiempo. Como cuando necesitábamos desfragmentar los discos duros cada cierto tiempo para que las aplicaciones funcionasen de forma más fluida, o como la costumbre de reiniciar los equipos cada cierto tiempo para conseguir el mismo efecto.

Pero los sistemas, como hemos comentado, evolucionan con el tiempo y mejoran no sólo de cara al usuario sino también con un ojo puesto en el interior. Robustez, una mejor gestión interna y un mayor orden en general, de forma que consiguen aprovechar mejor y durante más tiempo los hardwares sobre los que se montan. Así que la pregunta de si es bueno reiniciar un móvil tal vez deba comenzarse hablando de si es realmente necesario.

¿Es necesario reiniciar un móvil frecuentemente?

Restart

La respuesta en este caso debe ser no, aunque con salvedades y matices que realmente no dependen del propio reinicio sino que solucionan temporalmente otros problemas. Como en el caso de los task killers, usar un reinicio para solventar un problema causado por otro motivo es una solución únicamente temporal, aunque los reinicios no provocan errores de funcionamiento en el teléfono.

La auto gestión de los sistemas operativos es mucho mejor ahora que hace algunos años, ya hablemos de iOS, de Android o de cualquiera de las opciones que podamos encontrar en el mercado. Eso significa que ellos mismos cargan y descargan la memoria RAM con las apps que van necesitando, así como con distintas partes del sistema. Han evolucionado tanto que llegan a anticipar qué vamos a necesitar para tenerlo listo cuando lo usemos.

Así pues, la necesidad como tal de reiniciar un teléfono móvil no existe. Aquí no hablamos de ordenadores portátiles o personales, cuyas aplicaciones permanecen cerradas hasta que no las invocamos, y después podemos enviarlas de nuevo a dormir. En los teléfonos móviles, todas las apps están activas en segundo plano salvo que las restrinjamos, consumiendo más o menos recursos del sistema, por lo que tras un reinicio volverán a abrirse y todo volverá a comenzar.

Esto no hace que el sistema o las apps estén exentos de errores en el código que puedan provocar malos funcionamientos. Pero la necesidad de reiniciar un teléfono móvil porque vaya lento a causa de una app mal diseñada sólo retrasará el problema. Tras el reinicio, la app volverá a abrirse y no tardará en volver a fallar en el mismo punto que antes.

No es necesario pero, ¿es recomendable?

Ios

Un reinicio no causará problemas en el teléfono, más allá de la molestia del tiempo que tardamos en volver a tenerlo operativo. Puede que un reinicio solucione puntualmente un problema de mal entendimiento entre dos apps concretas, pero si el problema está centralizado en una aplicación, la solución no pasa por reiniciar el teléfono sino por desinstalarla.

Si crees que reiniciar el teléfono hará que gaste menos batería, olvídalo, es al contrario

Reiniciar el teléfono tampoco solucionará problemas de consumos excesivos de energía, de hecho es al contrario. Si una app está consumiendo más batería de la cuenta, el problema es de su diseño y un reinicio sólo provocará que el teléfono tenga que consumir algo de energía extra volviendo a "encender" todos los sistemas y apps en segundo plano. Tal vez no sea un pico de consumo elevado, pero arrancar el motor tiene más coste energético que mantenerlo encendido.

Aún así, una limpieza de memorias no sienta mal de vez en cuando, aunque no sea posible explicar si se trata de un hecho real o si no va más allá del puro efecto placebo. Lo que no se establece es el tiempo que debe pasar entre reinicios, y aquí tampoco se diferencia entre iOS, Android y otros sistemas.

Si estamos en Android, y tenemos un teléfono de un fabricante que suministra con frecuencia actualizaciones de seguridad y parches mensuales de Google, la simple instalación de estos parches hará que nuestro teléfono tenga que reiniciarse, y así evitaremos tener que hacerlo manualmente. Lo mismo ocurre con las actualizaciones normales de otros sistemas, ya sean saltos de versión o no.

Si las actualizaciones no te hacen reiniciar cada mes, puedes hacerlo tú de forma manual

En cualquier caso, un reinicio del teléfono móvil cada dos o tres semanas no es perjudicial y tal vez, sólo tal vez, notemos que funciona de forma más fluida durante algún tiempo. Como decíamos, puede ser placebo. Pero si necesitamos reiniciar el teléfono cada poco tiempo debido a problemas de funcionamiento, el error no estará ahí y lo conveniente será localizarlo y subsanarlo. Frecuentemente, desinstalar la app que causa problemas pone fin a los mismos.

Así que, ¿es bueno reiniciar el móvil frecuentemente? No hará ningún mal al teléfono pero no es una práctica necesaria. Los teléfonos pueden estar encendidos semanas y meses y no deberían dar ningún error de funcionamiento por ello. Otra cosa es la optimización del sistema y de las propias apps, y ahí tal vez un reinicio ayude. Aunque siempre será una ayuda temporal.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio