Un paso paso más en la diferenciación de Samsung: GPUs propias para sumar a sus Exynos

Un paso paso más en la diferenciación de Samsung: GPUs propias para sumar a sus Exynos

Publicidad

Cada fabricante afronta la diferenciación en la medida de sus posibilidades, y aunque muchos lo enfocan desde el aspecto del software, otros pueden permitirse abordarlo desde el lado de la fabricación. Fabricantes de móviles que también construyen componentes, como Apple con sus diseños, como Huawei, o como Samsung, que además cuenta con maquinaria e instalaciones propias para producir dispositivos tanto para él como para otros.

De hecho, Samsung lleva ya bastantes años enfocado en producir componentes para el mercado, que además auto-consume en grandes cantidades. Hablamos de cerebros para teléfonos móviles pero también de memorias, tanto RAM como almacenamiento, de baterías y de cámaras. Los coreanos podrían auto-abastecerse sin demasiados problemas, de ahí que el futuro desarrollo de una GPU propia no sea algo ilógico, sino el siguiente paso natural para ser completamente independiente de muchos proveedores.

Potencia gráfica controlada para móviles 'gaming'

Los teléfonos 'gaming' siguen teniendo mecha, aunque lo cierto es que no llevan tanto tiempo en el mercado. Hablando de nuevas generaciones, y no de experimentos fallidos del pasado, el Razer Phone fue el que lo comenzó todo y aún no ha hecho un año desde su presentación. Pero los fabricantes siguen apostando por ellos, y parece que su vida se alargará en el tiempo pese a que su diferenciación con otras gamas altas no sea tan sensible como pueda parecer.

No llevan ni un año en el mercado y los móviles gaming no dejan de ganar adeptos. El siguiente puede ser Samsung.

Empezó Razer, siguió Xiaomi, luego Honor y ya son unos cuantos los fabricantes apostando por el sector. Samsung podría ser el siguiente, con un teléfono que en teoría ya estaría en marcha y sobre el que ya circulan rumores atados a Samsung desde hace algunos años. Rumores que hablan de una posible GPU diseñada en casa, y construida por la propia Samsung.

En su día, hace ya unos tres años, se habló del posible proyecto dentro de Samsung para desarrollar una GPU propia. Algo que hace otro fabricante en el mercado como es Apple, que también personaliza las litografías de ARM para confeccionar sus Apple AX. En su momento, la noticia se diluyó y Samsung renovó el acuerdo con ARM para seguir montando las Mali. Ahora, los móviles 'gaming' vuelven a poner el tema sobre la mesa.

Un leaker revive la S-GPU

Exynos

La noticia llega de la mano de Ice Universe, un conocido filtrador de información tecnológica que habla de un futuro móvil gaming de Samsung, y de la posibilidad de que éste sirva como campo de pruebas para la gráfica personalizada por los coreanos. Un movimiento que, como decíamos antes, resulta bastante lógico. Otra cosa es que se dé ahora o más adelante, aunque su cercanía es una posibilidad.

Samsung no sólo desarrollar y construye sus propios procesadores Exynos, sino que éstos, concretamente los que lideran su catálogo, ya incluyen modificaciones sobre los diseños originales de ARM. Los núcleos Samsung M, que suelen encabezar los clústeres de sus procesadores más potentes, son variaciones sobre las litografías más avanzadas de ARM. Diseñar una GPU sólo sería un paso más hacia la personalización completa.

Independencia, control absoluto del funcionamiento y acceso al overclocking que empieza a ponerse de moda

Como comentábamos, Apple hace lo propio con sus núcleos Mongoose y compañía, y ahora también diseña las gráficas tras la ruptura de su acuerdo con Imagination Technologies. Samsung podría seguir el mismo camino, prescindiendo de las ARM que ha estado usando los últimos años, y obviando las PowerVR de Imagination, para proponer un nuevo diseño de gráfica para teléfonos móviles.

Con este diseño, Samsung podría hacer avanzar su rendimiento pero también tener el control absoluto sobre distintos aspectos. Como la duración de los controladores, o como la integración con su propia capa propietaria, Samsung Experience. Ahora que surgen los overclockings de GPU Turbo y Hyper Boost, tener acceso exclusivo a la arquitectura de la GPU sería un buen punto a favor del rendimiento gráfico de los teléfonos móviles de los coreanos.

Ya en su momento, Google dejó sobre la mesa la posibilidad de construir sus propios procesadores. Algo que levantó no pocos comentarios en el sector, y que se consideró lógico en pos de que los norteamericanos pudiesen mejorar la experiencia de Android sin depender tanto de terceros. El caso de Samsung sería exactamente el mismo, como el de Apple desde hace años. Tener el control de la GPU haría que Samsung se auto-abasteciese de una forma casi completa. Y sería también una oportunidad para, llegado el momento, cerrar la carpeta Android y abrir la de Tizen de una forma más segura y agresiva.

Vía | Ice Universe en Weiko (Chino)

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio