El Samsung Galaxy S9 internacional será más potente que el modelo con Snapdragon 845, según Geekbench

El Samsung Galaxy S9 internacional será más potente que el modelo con Snapdragon 845, según Geekbench

Publicidad

Los lanzamientos por parejas de Samsung vienen repitiéndose con asiduidad desde hace ya varias generaciones, al menos en lo relativo a sus gamas altas. Características compartidas casi al 100% salvo por el procesador, pues el modelo con procesador de Qualcomm se comercializa en ciertos mercados mientras que la variante con Exynos se convierte en la más internacional.

Este año volverá a ocurrir lo mismo con los Samsung Galaxy S9 y Samsung Galaxy S9 Plus. Habrá una versión internacional con el Exynos 9810, el procesador que Samsung ya presentó de forma parcial, y tendremos otra, para un uso más local como China y Estados Unidos, que portará el Snapdragon 845 de Qualcomm. Y por lo que parece, habrá diferencias notorias. Eso dice Geekbench.

Samsung progresa adecuadamente en el mononúcleo

Justo ayer asistíamos a la presentación del Snapdragon 845 a la prensa, en una toma de contacto más cercana y en la que se pudieron ver, por primera vez de forma oficial, los benchmarks que muestran el rendimiento bruto del procesador. La nueva creación de Qualcomm batía con facilidad a su hermano del pasado año, aunque tenía algunos problemas con el último Apple A11 Bionic de los iPhone de nueva generación.

Hoy Qualcomm se encuentra con una nueva piedra en el camino, o en el interior de su propio zapato. A través de Geekbench han aparecido pruebas de rendimiento del Galaxy S9 con sus dos procesadores, y la versión con el Exynos fabricado por Samsung saca ventaja. No demasiada en el rendimiento multinúcleo pero desde luego sí en el mononúcleo, mostrando que el desarrollo de Samsung está por delante del de Qualcomm en esta generación.

El Samsung Galaxy S9 pasando las pruebas con el Exynos 9810 El Samsung Galaxy S9 pasando las pruebas con el Exynos 9810

Afirman los datos de Geekbench que el Galaxy S9 con Exynos 9810 llega a los 3.648 puntos en mononúcleo, mientras que el Snapdragon 845 se queda en 2.214. 2.450 puntos obtenía en las pruebas oficiales de Qualcomm que se aireaban ayer. Para el multinúcleo, 8.894 puntos para el Exynos y 8.296 para el Snapdragon. De nuevo, ayer se obtenían 8.109 puntos.

La comparación entre el rendimiento del Galaxy S9 con Snapdragon y los datos oficiales del Snapdragon 845 del propio fabricante muestran bastante coherencia, pese a un diferencia algo más pronunciado en la pronunciada en las pruebas mononúcleo. En principio, ambos Snapdragon han competido con 6GB de RAM, mientras que el Exynos lo ha hecho con sólo 4GB según el propio resultado de Geekbench.

El Samsung Galaxy S9 pasando las pruebas con el Snapdragon 845 El Samsung Galaxy S9 pasando las pruebas con el Snapdragon 845

Como vemos, parece que la versión del procesador de Samsung será más potente que la ofrecida por la variante con Qualcomm. Algo que beneficiará a la mayoría del mercado, por cierto, pues se trata de la versión más internacional de ambas. Pero sobre todo, mostraría los avances de Samsung en la personalización de núcleos ARM cuando hablamos de rendimiento mononúcleo, uno de los talones de Aquiles del mercado Android frente a las opciones de Apple.

Vía | Gizmochina
En Xataka Móvil | El Snapdragon 845 saca músculo en sus primeros benchmarks pero no puede con el Apple A11 del iPhone X

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio