Huawei se enfrenta este año a la escasez de paneles OLED, ¿es hora de fabricarlos?

Huawei se enfrenta este año a la escasez de paneles OLED, ¿es hora de fabricarlos?

Publicidad

Una de las tendencias que venimos observando desde hace ya varios meses es el giro del mercado hacia el AMOLED. Durante muchos años los paneles IPS han dominado con claridad pero el empuje de Samsung, tanto para sus propios terminales como fabricando para terceros, ha provocado que las tornas se inviertan, y que estemos a punto de afrontar un futuro mayoritariamente OLED.

Sin embargo, el mercado afronta aún un grave problema a la hora de dar este salto y Huawei lo va a sufrir este mismo año. Samsung Display sigue siendo el principal fabricante de AMOLED del mercado y su producción se quedará en casa de forma mayoritaria, aunque otros fabricantes ayudarán también a agotar este stock. El resultado es que Huawei será el perjudicado de los cinco que encabezan el ranking de grandes fabricantes. Urgen medidas.

Apple no ha venido a ayudar

Iphone Oled

Uno de los grandes cambios que debemos ver este año es la aparición del primer iPhone con pantalla OLED. No sabemos aún si su llegada se producirá junto a sus hermanos LCD, pero la edición especial del iPhone con OLED está salpicada de rumores y filtraciones que la confirman, y tan sólo falta que Tim Cook se suba al escenario para mostrarlo a todo el mundo.

Esta incursión no está exenta de problemas de suministro pues Apple se ha encontrado con el mismo problema que afrontará ahora Huawei, aunque con un enfoque distinto. Apple será uno de los culpables de que, según fuentes del sector, el 70% de la producción de Samsung Display se reparta entre ellos y la propia Samsung, con unos porcentajes individuales del 56% para Samsung y del 14% para Apple.

Consumo propio o contratos con terceros, sólo el 8% de la producción OLED de Samsung Mobile irá para Huawei

En el reparto del otro 30% restante de la producción de Samsung Display entraría Huawei, pero un nuevo escollo en forma de contratos aparece en el camino. Tanto Oppo como Vivo se han garantizado un 23% del suministro de pantallas OLED fabricadas por Samsung. Concretamente un 13 y un 10%. Un curioso reparto que parece corresponderse con su posición en el ranking salvo por el hecho de que Huawei, tercero a nivel mundial, quedaría el último con el mismo.

De un total de 75 millones de paneles OLED producidos este año, y redondeando todas las cifras, Huawei obtendría únicamente el 8% de las pantallas OLED de Samsung, una cifra con la que tendría seguramente que realizar ajustes en la producción de dispositivos como el Huawei P9 Plus o el Huawei Mate 9 Pro, por no contar con los modelos de su segunda marca, Honor, como el Honor 8, el Note 8 o el reciente Honor Magic presentado para China.

Sin más proveedores, Huawei debe lanzarse a fabricar

Mate 9

Estos problemas en el reparto de pantallas no hacen sino evidenciar lo que comentábamos al principio, la necesidad de que existan más proveedores de pantallas OLED en el mercado. Con Sharp tratando de encontrar inversores para montar fábricas OLED, ahora como parte del conglomerado de empresas de Japan Display, sólo quedarían LG y fabricantes de origen chino como BOE, pero no llegarían a tiempo.

LG, por ejemplo, tiene previsto comenzar a comercializar pantallas OLED para teléfonos móviles en 2018, y aún no está claro que su producción le permita suministrar a parte de su competencia. Los chinos BOE no llegarán a producir pantallas OLED hasta 2020, según fuentes recogidas por la propia Digitimes.

Huawei necesita ser aún más independiente, y añadir las pantallas a sus productos propios

Con un tercer puesto en el ranking de fabricantes a nivel mundial, Huawei necesita urgentemente tomar medidas de cara al futuro. Por ahora, el fabricante chino es independiente a nivel de procesadores, con unos Kirin que cada vez rinden mejor y se acercan a la cabeza de la carrera de los semiconductores. En cuanto a las pantallas, Huawei está por ahora atado de pies y manos en el campo del OLED. Aunque sus últimos lanzamientos, por cierto, han recuperado el panel IPS, tal vez por este mismo motivo.

Si Huawei predente dominar el mercado en 2020, como expresaron responsables de la propia compañía, haría bien en seguir el camino de Samsung, que depende de si mismo para buena parte de los componentes de sus terminales. Memorias, pantallas, baterías, procesadores, sensores para cámaras. Samsung es casi independiente, y Huawei debe serlo también. Así que considerar construir fábricas para producir OLED no es una locura.

Vía | Digitimes
En Xataka Móvil | Preparaos para el aluvión de paneles AMOLED, ya son más baratos que los LCD

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio