Los nuevos Nokia, incluido el 3310, no llegarán a Europa hasta finales de mayo, como mínimo

Los nuevos Nokia, incluido el 3310, no llegarán a Europa hasta finales de mayo, como mínimo

Publicidad

Nokia ha sabido jugar bien sus cartas en este pasado Mobile World Congress de Barcelona y ha ganado el trofeo de la expectación. El constante reguero de filtraciones acerca de la reedición de su legendario Nokia 3310 atrajo la atención de todos no sólo sobre este feature phone sino sobre el resto de la gama. Los Nokia 3, Nokia 5 y Nokia 6 se dieron un buen baño de masas.

El problema es que Nokia no supo precisar la fecha en la que los dispositivos llegarían a Europa, y todo ello fue debido a que estaban siendo víctimas de un desborde de los pedidos frente a su capacidad de producción. El Nokia 6 ya se ha paseado por China, pero la disponibilidad de las unidades lanzadas se cuenta por horas. Todo ello ha convergido en lo inevitable: se retrasa la llegada a Europa.

Muerte por éxito o muestra de debilidad

Nokia

Hace tiempo ya se barajó una posible fecha de salida de los nuevos Nokia, 3310 incluido, en Europa. Concretamente, en el mercado internacional, y se hablaba de mediados de mayo o primeros de junio. Entre tres y tres meses y medio tras su presentación en el evento organizado por Nokia en Barcelona. Un nivel de retrasos que experimentan, por ejemplo, los fabricantes que esperan la llegada del Snapdragon 835, como Sony. Pero no es éste el caso de Nokia.

HMD, la concesionaria de la marca Nokia, ha tenido que salir a la palestra para informar acerca de sus futuros terminales. O actuales, si tenemos en cuenta que todos han sido ya presentados en sociedad. El retraso se ha debido ni más ni menos que a que la demanda les ha superado, y no son capaces de poner en circulación tantos smartphones como el mercado les solicita.

Este retraso podría perjudicar a Nokia, pues si los usuarios están dispuestos a esperar por el 3310, quizá no lo haga por el resto de la serie con Android

La llegada a Europa de los nuevos terminales supone un esfuerzo extra de fabricación, pues se trata de bastante países con sus correspondientes demandas internas de modelos de los finlandeses, por no hablar del propio Nokia 3310 que está superando todo lo que esperábamos de él incluso los más fanáticos de esta reedición del teléfono móvil.

Así que para poder comprar un Nokia 3, un Nokia 5, un Nokia 6 o un Nokia 3310 en Europa tocará armarse de paciencia y esperar. Veremos si el entusiasmo por la marca se ha diluido o no cuando HMD sea capaz de colocar stock en los almacenes de los distintos distribuidores. Su competencia acecha vestida de Huawei P8 Lite 2017, de Huawei P10 Lite o de Moto G5. Si la velocidad es importante en estos casos, Nokia ya parte con desventaja desde antes de salir de boxes.

Vía | El Android Libre
Fuente | NokiaMob
En Xataka Móvil | Ese Nokia 3310 que no le gusta a nadie está reventando todas las previsiones

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio