Vivo NEX en 5 claves: el todo pantalla con cámara extraíble que se hizo realidad

Vivo NEX en 5 claves: el todo pantalla con cámara extraíble que se hizo realidad

Publicidad

Cuando los medios empezamos a hablar por primera vez, seguramente de forma exagerada, de los "teléfonos sin marcos" y del concepto de "todo pantalla", la verdad es que pocos llegábamos a pensar hasta qué nivel los fabricantes de smartphones se acercarían, inexorablemente, a convertir en verdaderas tales ideas. Ahora, incluso hemos elaborado un ránking que vamos actualizando con los teléfonos con más superfície de pantalla.

El Vivo NEX es seguramente el teléfono que hoy en día se ajusta más a la descripción "todo pantalla" y es, sin embargo, una descripción que tampoco se ajusta a la realidad. Técnicamente hay marcos. Minúsculos, pero siguen siendo marcos. Es apasionante pensar que dentro de un tiempo a algunos se nos acusará de exagerados de nuevo, cuando comparemos el diseño del Vivo NEX con lo que está por venir. Pero, mientras tanto, veamos cuáles son las claves que convierten este teléfono en único.

Un móvil pegado a una pantalla

El anteriormente conocido como Vivo Apex, el Vivo NEX, finalmente ha confirmado muchos de los rumores sin defraudar a nadie con todas las promesas rompedoras que hizo en la presentación de su concepto incial.

Nos encontramos ante un panel grande. Tiene una de las mayores diagonales del mercado, con sus 6,59 pulgadas de diagonal, por encima de las 6,2 pulgadas del Essential Phone e incluso superando las 6,4 pulgadas del Xiaomi Mi Mix. Pero claro, son varios centímetros cuadrados de pantalla muy bien aprovechada. No hay notch y su resolución FullHD+ se hace patente sin interrupciones en un SuperAMOLED que se queda con un aspecto de 19,3:9.

Todos estos números se resumen en una experiencia que podría calificar-se de única, actualmente. Su marco inferior, el más grueso, suma solo 5 milímetros de ancho. En total, se habla de un 91% de ratio de pantalla teórico, el mayor nunca visto, aunque otros cálculos lo sitúan en un 86%.

El lector de huellas fantasma

El siguiente punto clave del Vivo NEX es, siguiendo un orden más o menos lógico, una de las primeras consecuencias de querer dedicar tanto espacio a la pantalla y, aún así, insistir en un lector de huellas frontal: el sensor biométrico acaba situándose debajo del panel AMOLED, concretamente bajo la mitad inferior del frontal.

No es el primer terminal en probar tal solución. Hasta ahora habíamos visto lectores de huella invisibles en el Vivo X20 UD, por ejemplo, en el que lo llegamos a probar, o también en el Porsche Design Huawei Mate RS. Por primera vez, se empieza a establecer una tendencia que acabará llevando a nuestras manos la tecnología Clear ID de Synpatics.

En el prototipo APEX eran 0,7 milisegundos para el desbloqueo, un poco lento. Lo mejor es que se encuentra tan solo en la tercera generación, funciona espectacularmente bien y solo puede ir a mejor: la competitividad interna del mercado acabará llevando esta tecnología al siguiente nivel.

Cámara doble trasera y frontal desplegable: ¡Arriba el perioscopio!

Una nueva consecuencia de dejar todo el protagonismo a la pantalla es que el sensor frontal del dispositivo ha tenido que esconderse en un sistema retráctil. Cuando se quiera usar la cámara selfie se deberá activar y desplegar esta pieza que esconde un sensor de 8 megapíxeles que prometen que se activa en 0,8 segundos.

Esta es quizás la innovación que más puede llegar a preocupar entre los usuarios. Un mecanismo mecánico es siempre una apuesta arriesgada en cualquier gadget. En este caso, no solo está el peligro de rotura o el desgaste por fricción: esta apertura es un sitio más donde se puede acumular suciedad o dónde pueden penetrar líquidos y polvo.

El sistema de cámaras se complementa con un doble sensor trasero con 12+5 megapíxeles y una apertura f/1.8 con píxeles de 1,4μm. El enfoque es automático y la grabación de vídeo con estabilización óptica de 4 ejes permite una grabación de vídeo de hasta 4K de resolución y 60 fps.

Sin altavoces: el sonido, por inducción

El siguiente sacrificio que comporta un teléfono que apuesta por un panel sin bordes ni cejas de forma tan desacomplejada es que tampoco queda sitio para el altavoz. En este caso, la solución que se ha encontrado es también innovadora.

El sonido del Vivo NEX se transmite a través de las vibraciones de la misma pantalla. La versión más completa del Vivo NEX incorpora un amplificador para mejorar la fidelidad de sonido, aunque la verdad es que será muy interesante ver el desempeño que realiza el teléfono en graves y en agudos, sonando a través de las distintas capas de una pantalla y su cristal.

Especificaciones de gama alta

Vivo NEX

El Vivo NEX no dejaría de ser una mera curiosidad si no fuera por el resto de especificaciones que lo acompañan y que permiten que hablemos, además, de un teléfono que llega con muchas ganas de presentar batalla a los mejores dispositivos del mercado.

Aunque viene en dos versiones tal y como apuntaban los rumores, las dos estan muy bien surtidas. Por un lado, un Snapdragon 710 y 6 GB de RAM al que le acompaña la auténtica bestia de gama alta: el chip de los mejores teléfonos del 2018, un Snapdragon 845 de Qualcomm con 8 GB de RAM. Los modelos llegan con 4.000 mAh que se pueden llenar con sistema de carga rápida mediante su USB-C, y versiones de 128 GB y 256 GB de almacenamiento que se pueden ampliar mediante microSD.

El sistema operativo viene con la capa de personalización FunTouch 4.0 basada en Android 8.1 Oreo, esta vez con un nuevo asistente virtual llamado Jovi que reconoce objetos, escenas y con todas las características típicas de los asistentes inteligentes de voz actuales.

En Xataka Android | Vivo NEX: pantalla con ratio del 91%, cámara frontal desplegable, Snapdragon 845 y lector de huellas integrado

Temas
Publicidad

Te puede interesar

Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio