Qué es y cómo configurar un DNS en iOS y Android

Qué es y cómo configurar un DNS en iOS y Android

Publicidad

Parece que navegar por Internet es tan sencillo como escribir el nombre de una web y pulsar "Enter", pero la realidad es que el funcionamiento que hay detrás de ese proceso es mucho más complejo. Hay una serie de mecanismos que deben sincronizarse perfectamente para que "Internet funcione", y uno de ellos es el DNS.

Recientemente, Cloudflare lanzó una aplicación para iOS y Android que permite configurar su DNS 1.1.1.1 en los dispositivos para conseguir una velocidad de carga más rápida (hasta un 28%, dicen). Pero ¿qué es exactamente el DNS? ¿Para qué sirve? ¿Se puede configurar en cualquier móvil sin necesidad de instalar aplicaciones? Vamos a darle respuesta a todas estas preguntas.

Empezando por lo básico, ¿qué es un DNS?

Sin entrar en demasiados tecnicismos, un DNS es un sistema de resolución de nombres, es decir, sirve para conocer la dirección IP del servidor en la que se aloja el dominio. Cuando buscas la direccion xatakamovil.com, el DNS se encarga de traducir ese texto a una dirección IP. Entiéndelo como si le estuvieses explicando a una persona dónde vives. El dominio sería "tu casa", y el DNS se encargaría de decirle a la persona la ciudad, calle, número, bloque y planta.

Todo esto es un sistema compuesto por tres agentes claramente diferenciados, que son el cliente DNS, el servidor DNS y la zona de autoridad. Sus funciones son:

  • Cliente DNS: está instalado en los dispositivo y se encarga de hacer peticiones de resolución de nombres. Es decir, es el usuario buscando xatakamovil.com en su navegador.
  • Servidor DNS: contesta las solicitudes de los usuarios.
  • Zona de autoridad: son servidores encargados de resolver un conjunto de dominios determinado (.com, .es, etc.).

Para que un usuario pueda acceder a la web que busca, los tres elementos deben funcionar con la precisión de un reloj suizo. Acceder a una web es un proceso similar al que describimos aquí abajo, aunque puede variar dependiendo de si hay copias caché, por ejemplo. La primera vez que se entra a una web ocurre lo siguiente:

  1. El usuario busca xatakamovil.com desde el navegador.
  2. La petición se envía al servidor DNS.
  3. El servidor DNS contacta con el servidor de la zona de autoridad.
  4. Este busca en su base de datos la dirección IP del servidor y los dominios que en él se alojan.
  5. Cuando la encuentra, le dice al servidor que el dominio está alojado en el servidor XXX.
  6. El servidor DNS realiza una petición a XXX para saber en qué parte del servidor (ya que un servidor puede tener varias webs alojadas) está la web que el usuario busca.
  7. El servidor XXX coteja el dominio que ha buscado el usuario con su base de datos y le dice al servidor DNS que la web en cuestión se encuentra en la IP YYY.
  8. Entonces, YYY devuelve la consulta al cliente (el navegador del móvil en nuestro caso) y comienza la transferencia de datos.

Puede parecer un proceso largo y tedioso, pero lo cierto es que todo esto se produce en cuestión de milisegundos. Aunque siempre puede acelerarse. De acuerdo a Cloudflare, este proceso tarda 68,23 milisegundos usando el DNS de un proveedor de Internet medio, 14,8 milisegundos si usas el suyo. También puedes usar el DNS de Google, OpenDNS o cualquier otro.

La idea es que cuanto más rápido sea un servidor DNS, más rápido se llevará a cabo este proceso y antes cargarán las páginas webs

La idea es que cuanto más rápido sea un servidor DNS, más rápido se llevará a cabo este proceso y antes cargarán las páginas webs. Para cambiar el DNS puedes o bien usar una aplicación con la que crear una VPN o bien introducir las direcciones manualmente. Para el caso, nosotros usaremos la dirección del servidor de DNS de Cloudflare, pero tú puedes usar la que prefieras. Aquí tienes algunos de los más conocidos:

  • DNS de Google: 8.8.8.8 y 8.8.4.4.
  • OpenDNS: 208.67.222.222 y 208.67.220.220
  • Cloudflare: 1.1.1.1 y 1.0.0.1

Cómo configurar un DNS alternativo en Android

Configurar DNS Android

Configurar un DNS en Android es realmente sencillo. Simplemente debes seguir los pasos que se muestran a continuación:

  1. Accede a los ajustes y busca el apartado "Red e Internet".
  2. Pulsa en "WiFi", deja pulsado sobre el nombre de la red que estés usando ahora mismo y selecciona "Modificar red".
  3. Despliega el menú "Opciones avanzadas".
  4. En "Ajustes de IP" selecciona "Estático".
  5. Haz scroll hacia abajo y escribe "1.1.1.1" (sin las comillas) en el apartado "DNS 1" y "1.0.0.1" (también sin las comillas) en el apartado "DNS 2".
  6. Guarda todos los cambios.

Cómo configurar un DNS alternativo en iOS

Configurar DNS iOS

Al igual que ocurre en Android, configurar un servidor DNS en iOS es muy fácil. Los pasos son los siguientes:

  1. Ve a los ajustes del WiFi.
  2. Pulsa sobre el botón "i" que aparece al lado de la red a la que estás conectado.
  3. Accede a "Configuración DNS".
  4. Elige "Manual" y, en añadir servidor, introduce "1.1.1.1" y "1.0.0.1" sin las comillas, uno en cada casilla.
  5. Guarda todos los cambios.
Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio