La guía del comprador de teléfonos chinos (2014)

La guía del comprador de teléfonos chinos (2014)

Publicidad

Los fabricantes chinos de smartphones no suelen tener de momento demasiada ambición internacional. A excepción de grandes marcas como Lenovo, HTC o Huawei, las empresas "pequeñas" siguen centrándose en el mercado de ese país, perfecto para centralizar esfuerzos y ofrecer sus a menudo atractivos productos.

Sin embargo, las ventajas de esos productos -sobre todo en lo que se refiere a su relación precio/prestaciones- son demasiado tentadoras para un gran número de usuarios internacionales, que tratan de comprar esos modelos de importación mediante diversas vías. ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de comprar un móvil chino?

Elige productos con buenas referencias

La venta de smartphones de fabricantes chinos de segundo nivel se ha convertido en todo un negocio para muchas empresas que se han creado de la nada para ofrecer esta posibilidad. Encontrar tiendas que vendan móviles chinos de importación no es difícil, pero que éstas ofrezcan un servicio con garantías es harina de otro costal. Ahí será importante tratar de filtrar tiendas a partir de valoraciones de foros de usuarios -en España tenemos varios en los que podemos encontrar experiencias de anteriores compradores- y, claro está, tener cuidado con valoraciones y críticas falsas que pueden "colarse" entre valoraciones reales.

Xiaomi

Aquí, como sucede en otros escenarios, es vital informarse en detalle de todos los apartados que afectan a la compra. En primer lugar es necesario, por supuesto, tener claro el modelo de smartphone que queremos comprar. La oferta es amplia, y más en un mercado como el chino en el que hay variaciones diversas que pueden llegar a confundirnos. Temas como el soporte de bandas móviles -más sobre esto más adelante-, y las especificaciones hardware deben ser confirmadas antes de proceder a la compra final para no llevarnos sorpresas desagradables.

Para obtener más información sobre un dispositivo, conviene que no nos centremos únicamente en los datos que proporciona la tienda en cuestión. Aunque es probable que nos hayamos informado anteriormente sobre este dispositivo, es importante confirmar esas referencias con anteriores compradores de esos dispositivos que a menudo dan sus impresiones no ya en esas tiendas -aunque las valoraciones de los clientes siempre son un primer índice interesante-, sino en foros especializados de telefonía móvil. Allí podremos encontrar los mejores datos a menudo para ciertos terminales poco populares entre el público general pero que los aficionados a este mercado suelen conocer a fondo.

Sería conveniente apartarse de marcas chinas especialmente poco conocidas: ya hay fabricantes cuyos dispositivos mantienen las ventajas de este tipo de mercado y que tienen cierta reputación. Numerosos sitios web ya hablan de esos fabricantes chinos menos populares pero aún así con productos decentes, y de nuevo es mejor centrarse en productos que lleguen con buenas referencias por parte de usuarios y medios. Aún así hay todo un elenco de pequeños (y no tan pequeños) fabricantes entre los que elegir, y a menudo las opciones suelen ser más que suficientes para cualquier tipo de usuario.

Estado del producto y especificaciones

Si ya hemos recibido buenas referencias del producto y de la tienda, vamos bien encaminados. Cuidado, no obstante, porque al realizar la búsqueda del smartphone en esa tienda online podemos encontrarnos con variaciones de un mismo dispositivo que pueden confundirnos. No solo eso: deberemos asegurarnos antes de nada de que ese dispositivo está efectivamente disponible y hay stock, o de lo contrario nos encontraremos con tiempos de espera que añadirán aún más molestias a nuestro proceso de compra.

Pandawill

Además de confirmar las especificaciones habituales (procesador, memoria, cámara de fotos, tamaño y tipo de pantalla) tendremos que tener especial cuidado con las bandas móviles en las que trabaja ese móvil. Aquí tendremos que poner mucha atención ya que por ejemplo muchos móviles chinos están preparados para TD-SCDMA, un estándar 3G que se usa en la operadora China Mobile.

Este tipo de conexión solo se usa en China, y usa además la red GSM tradicional (que sí se usa en el buena parte del mundo, incluida España) para las comunicaciones 2G. Si no necesitamos 3G o LTE (algo raro en estos días) podríamos no tener tan en cuenta este apartado, pero habitualmente hay versiones de diversos móviles que se venden también con soporte WCDMA o HSPDA.

En este punto es importante no solo ese soporte de estándares 3G "globales", sino de las bandas de frecuencia bajo las cuales es posible soportar esos estándares. Normalmente las especificaciones de producto indican las bandas soportadas, que será las que tengamos que confrontar con las utilizadas por nuestra operadora. En zonas metropolitanas lo normal, por ejemplo, es contar con cobertura WCDMA (3G) en la banda de los 2.100 MHz, pero lo mejor es que consultéis las bandas bajo las que opera vuestra empresa de telefonía móvil para evitar problemas. En nuestro país, en concreto, se suelen usar las bandas de los 900 y 2.100 MHz.

Lo mismo ocurre si estáis buscando un teléfono con soporte de redes LTE (4G). En este caso las bandas son igualmente numerosas, y según el país y la operadora se utilizan unas u otras. De hecho, la LTE Band 1, por ejemplo, opera en los 2.100 MHz, y se usa para este tipo de comunicaciones en Japón, mientras que como hemos visto, esa banda está reservada para redes 3G en nuestro país. En España se utilizan o utilizarán la banda de los 800, 1.800, y 2.600 MHz.

La garantía, una de las desventajas

La garantía que ofrecen los fabricantes y, sobre todo, las tiendas que venden estos smartphones es de un año, pero obviamente este es uno de los claros puntos de desventaja frente a la compra en tiendas nacionales o locales en nuestra ciudad, donde siempre (o casi siempre) sabremos a quién acudir si surgen problemas.

Garantía

Al tener un trato tan distante con el comercio en China -aunque las tiendas online ofrecen herramientas de contacto sencillas-, la ejecución de esa garantía puede ser problemático tanto en su eficiencia como en el tiempo que tardaremos en hacer todas las gestiones.

En esos tiempos, por cierto, hay que incluir aquellos que están dedicados al envío de ida y vuelta del dispositivo a reparar y reparado, si es que tenemos suerte. Normalmente el vendedor se encarga de enviárnoslo de vuelta, pero mandar el dispositivo debe hacerse a costa del comprador que quiere tratar de solucionar el problema que le ha generado el terminal. En algo que normalmente necesitamos resolver con celeridad, ese conflicto es importante.

Pago: mejor con PayPal

Vamos avanzando. Ya tenemos el producto y la tienda confirmados con buenas referencias, y nos hemos asegurado de que el móvil chino que queremos funcionará perfectamente en nuestro país y se adaptará a nuestras necesidades. Estamos a punto de pagar, pero ¿cómo lo hacemos?

Paquete

Aunque estas tiendas ofrecen diversas modalidades de pago en sus pasarelas finales, lo más recomendable es pagar siempre con PayPal, un servicio que suele incluirse en muchas de ellas y que no solo es cómodo para nosotros y para el comerciante, sino que nos da ciertas garantías.

De hecho, es posible que gracias a PayPal, si surgen problemas con el servicio o la entrega, podamos cancelar la compra y recuperemos nuestra inversión gracias a la característica que protege al comprador. Las disputas que podemos iniciar en estos casos no solo sirven para proteger nuestros intereses, sino para garantizar que el vendedor se comporta de forma correcta.

Muchas disputas abiertas pueden hacer que el vendedor tenga bloqueada la posibilidad de aceptar pagos con PayPal, algo que puede ir en grave detrimento de sus ingresos en compras internacionales. Por lo tanto, esta es una buena forma de asegurarnos que ese comercio ofrece un servicio correcto y aunque es más habitual para muchos usuarios (por comodidad) usar métodos alternativos como el pago con tarjeta de débito o incluso de crédito, incluso abrir una cuenta de PayPal exclusivamente para estas compras también nos puede ahorrar algún disgusto.

Por supuesto, el diálogo con el vendedor siempre es una opción que puede ayudarnos a solucionar cualquier problema, y varios de ellos disponen de mecanismos adicionales. Por citar dos ejemplos conocidos, AliExpress ofrece su propio sistema de protección al comprador, mientras que PandaWill tiene activo un chat para que podamos preguntar dudas o hacer sugerencias en todo momento.

Las tasas, ¿invivibles pero insustituibles?

Algunos vendedores ofreceran más información que otros a la hora de enviar el paquete, pero en gran medida todo depende del sistema que elijamos para recibir el paquete. Aquí interviene la picaresca de las tasas en las aduanas de cada país, que controlan mercancías importadas y que se aplican con regularidad.

Customs

Los vendedores chinos suelen ofrecer envío gratuito a través del sistema de correos de este país. Este tipo de procedimiento, tras leer las experiencias de diversos usuarios, suele ser el elegido para tratar de evitar ese pago de tasas. Los vendedores declaran un precio normalmente bajo por estas mercancías para aumentar esas opciones, pero aún así es posible que los servicios de aduanas, cada vez más al tanto de estas prácticas, inspeccionen el paquete y acaben reteniéndolo hasta que paguemos unas tasas que ellos pueden incluso contrastar con dispositivos de referencia, y no con el valor que se supone que el vendedor ha declarado. Estos envíos tienen una gran desventaja: los tiempos de recepción se alargan de forma notable, llegando normalmente a las 4 semanas.

Para evitar problemas lo ideal es utilizar servicios de mensajería profesionales. Empresas como UPS y DHL suelen ser la norma en estas tiendas chinas. Aceleran la entrega de forma notable y a menudo tendremos nuestro móvil de importación con nosotros en menos de dos semanas, pero también es mucho más probable que se nos imponga el pago de las correspondientes aduanas, algo que por otro lado es lo lógico en cualquier tipo de proceso de importación. Estas empresas proporcionan además códigos de seguimiento que permiten que tengamos localizados los paquetes en cada momento, algo tranquilizador para estar al tanto del estado del paquete.

El cálculo de lo que podríamos tener que pagar en aduanas también puede ser otro de los factores que tomemos en cuenta en nuestra decisión. Según el servicio de Correos en España, para un paquete de terceros países como China, se aplicaría el 21% de IVA más los gastos de correos como representante en la aduana (14,98 € + IVA), lo que para un paquete con un valor declarado de 100 € (como referencia, claro) impondría un coste adicional de 39,13 €. Es una cantidad importante, desde luego, así que conviene también en cuenta para evitar disgustos a posteriori, algo que también se explica en detalle en artículos como este.

Actualizaciones: ¿cuál es la vida útil de un móvil chino?

Los fabricantes chinos no suelen tener en cuenta los mercados internacionales a la hora de ofrecer sus dispositivos, pero hay casos en los que éstas empresas saben del interés que existe fuera de las fronteras chinas sobre sus dispositivos y ofrecen plataformas móviles adaptadas a estas necesidades.

MIUI

Es el caso de Xiaomi, Oppo o Meizu, "los grandes entre esos pequeños", y que ofrecen ROMs personalizadas muy preparadas para competir en el mercado actual. Eso supone un punto muy a favor de estos dispositivos, ya que estos fabricantes suelen tener muy en cuenta las futuras actualizaciones de sus dispositivos, que podremos descargar e instalar de forma relativamente sencilla.

Tanto para ellos como para el resto, no obstante, podemos tener otra alternativa: la de las ROMs personalizadas, "cocinadas" por aficionados y expertos en estas lides, y que proporcionan todo tipo de mejoras sobre las ROMs nativas que instalan los fabricantes. Este puede ser de hecho un argumento para la compra. Si un dispositivo A es popular entre los "cocineros" de ROMs y un dispositivo B, similar en prestaciones, no lo está, lo lógico es que siempre escojamos en dispositivo A. Aquí lo ideal es que de nuevo hagamos un repaso a estas opciones en nuestra fase de investigación sobre el dispositivo visitando foros especializados (HTCmania o HTCSpain en español y el imprescindible XDA-Developers son referentes).

Ese soporte por parte de la comunidad será un factor importante para irle sacando más jugo a nuestro dispositivo a medida que Android gane en prestaciones y éstas sean tomadas como base para ROMs personalizadas. Confiar en fabricantes menos conocidos en este apartado es más arriesgado, ya que estos dedican sus esfuerzos al mercado chino, y el soporte de futuras versiones del software es más bien confuso.

Los fabricantes chinos comienzan a vender a nivel internacional

Hay otra opción, por supuesto: la de comprar productos a través del fabricante, algo que ciertas empresas están facilitando gradualmente. El mejor ejemplo de ello es Oppo, que hace ya unos meses inauguró su tienda online europea, Oppo Style, desde la cual es posible comprar sus dispositivos con las garantías que ofrece este proceso.

Oppo Style

Otra de los fabricantes importantes en este caso es Meizu, que desde hace un tiempo ofrece su Meizu Mart, una tienda online en la que también podremos encontrar smartphones de esta reputada empresa sin tener que acudir a intermediarios.

Xiaomi, otro de los destacados actuales del mercado, de momento no ofrece un proceso similar, y su expansión va más lenta de lo que algunos desearíamos. Este fabricante ha comenzado a vender ya algunos de sus productos en ciertos países asiáticos y antes de que acabe el año llegarán a países como Brasil y México, pero Estados Unidos o Europa aún parecen estar algo lejos de esos planes de expansión.

Y por supuesto, están los fabricantes que directamente han iniciado su actividad con mercados como el nuestro en mente desde el primer momento. El OnePlus One es el mejor ejemplo de esa tendencia que podría romper moldes en los próximos meses. Este dispositivo se comercializará directamente en nuestro país, aunque su disponibilidad inicial será tan limitada que un curioso sistema de invitaciones parece ser la única forma de adquirir el dispositivo. La tienda de OnePlus está teóricamente preparada para una segunda fase de venta online más tradicional -al estilo Google Play- y ese es el servicio que muchos querríamos ver no solo en esta firma, sino en todas las que ofrecen terminales cada vez más interesantes pero que suelen quedar relegados al mercado chino.

En Xataka | Comprar un móvil chino de importación, ¿qué necesitamos saber?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio