Fin de la historia, Trump impide a Broadcom comprar Qualcomm

Fin de la historia, Trump impide a Broadcom comprar Qualcomm

Publicidad

Parece que finalmente la serie ha vivido su capítulo final, salvo que algún guionista avezado haya concebido un auténtico cliffhanger que nadie haya visto venir. Broadcom lleva meses intentando hacerse con Qualcomm, su competencia directa en el sector de los procesadores para móviles, y los constantes impedimentos han llegado a una negativa presidencial. Seguridad nacional.

A la negativa inicial de Qualcomm, en un intento exitoso para que Broadcom aumentase la puja, se le unieron las dudas razonables expresadas por el Gobierno chino. Al ser el sector de los procesadores algo estratégico para el país, desde el país asiático se expusieron reticencias a que el acuerdo llegase a surtir efecto. Algo que ahora parece que ya no ocurrirá.

Riesgos para la seguridad nacional

El último episodio ha sido, efectivamente, el de Donald Trump emitiendo una orden ejecutiva desde la propia Casa Blanca. Los planes de Broadcom de hacerse con Qualcomm llegan así a su final pues, como indica el escrito de Trump, el acuerdo representaría un riesgo para la seguridad nacional de los propios Estados Unidos.

Con este acuerdo frustrado ya son ocho las ocasiones en las que Trump ha bloqueado la adquisición de empresas americanas por parte de compañías de origen chino, a las que se suman la singapureña Broadcom y la alemana Infineon Technologies. Esta última pretendía hacerse con la tecnológica Cree, que hace muy poco compró a su vez una parte de Infineon.

La que sería la mayor compra de una empresa tecnológica de la historia parece haber llegado a su fin, aunque Broadcom asegura que podrá revertirlo

Broadcom llegó en su momento a subir la puja inicial de 107.000 millones de dólares a 120.000 millones, parte en un pago directo y otra parte en acciones de la propia Broadcom. Incluyendo en el acuerdo, como pedía Qualcomm, el aumento del pago en caso de que la adquisición no pudiese completarse, a modo de compensación hacia los americanos.

Ahora, en pleno 'retorno' a Estados Unidos de una Broadcom que en sus orígenes fue norteamericana, el acuerdo ya no podrá completarse. La propia Broadcom ha hecho ya declaraciones oficiales, mostrándose en desacuerdo con que la compra de Qualcomm plantee cuestiones de seguridad nacional. De hecho, confían en que todo esto no sea más que un giro de guión, y que la orden ejecutiva de Trump podrá revertirse una vez estén ya en suelo estadounidense.

La secuencia de acontecimientos

Acuerdo

Vía | CNBC
En Xataka Móvil | Broadcom no renuncia a hacerse con Qualcomm y elevará su puja a 120.000 millones de dólares, según Reuters

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio