¿Todo listo para que naveguemos a más de 1 Gbps vía 4G? Smartphones sí, redes móviles no

¿Todo listo para que naveguemos a más de 1 Gbps vía 4G? Smartphones sí, redes móviles no

Publicidad

Recientemente hicimos una extensa y completa radiografía de los mejores procesadores para smartphones de 2017. Desde el más usado, el Snapdragon 835, a más exclusivos, como el Apple A11 Bionic o el Exynos 8895, al último conocido el Kirin 970 que estrenó el Huawei Mate 10, todos salvo el Helio X30 son capaces de ofrecer 1 Gbps o incluso 1,2 Gbps de velocidad máxima de descarga gracias a los módems que integran.

Con la presentación del Qualcomm Snapdragon 845, que lleva en su interior el módem X20 que permite alcanzar los 1,2 Gbps, los smartphones capaces de superar (en teoría) el giga de descarga se popularizarán en 2018. Todo muy bonito sí, pero hay una parte importante de la historia sin la que esas velocidades no serán posibles: las redes móviles. Y éstas todavía no están preparadas para alcanzar esas velocidades.

Actualmente solo las distintas versiones del Huawei Mate 10 que llevan un Kirin 970 en su interior y el recién estrenado Honor View 10 tienen la categoría 18 de 4G, la que sobre el papel permitiría alcanzar 1,2 Gbps de bajada y 150 Mbps de subida. Ahora, ese selecto club crecerá en los primeros meses de 2018, con los gamas altas que se presentarán entonces usando el Qualcomm Snapdragon 845. Pero también es cierto que aunque los smartphones sean capaces de alcanzar esas velocidad, las redes móviles todavía no están listas.

700 Mbps de descarga, el máximo en España

Las llamadas redes 4G+ iniciaron su andadura en España prometiendo 300 o hasta 450 Mbps de descarga teórica. En smartphones de marca blanca de Vodafone, nada caros, hemos podido comprobar en un entorno real como se podía alcanzar los 160 Mbps de descarga reales conectados a una antena 4G+, en un momento en el que había pocos usuarios conectados, hecho que también influye mucho actualmente en la velocidad conseguida.

Vodafone agrega tres bandas distintas para ofrecer hasta 700 Mbps en un club selecto de ciudades

En el último Mobile World Congress Orange realizó una demostración en la que se alcanzaron los 700 Mbps, que nos aseguraron que podrían haber sido hasta casi 1 Gbps en un entorno con menos usuarios. Pero lo cierto es que en estos momentos la máxima velocidad teórica que se puede alcanzar en España son los 700 Mbps de la red de Vodafone en Madrid y Salamanca y próximamente en más ciudades. Para ello el operador está agregando tres bandas y usando la modulación 256QAM.

Velocidad frente a capacidad, el debate

Cobertura en lugares concurridos Imagen: Pixabay

Lo cierto es que en España poco a poco nos acercamos a ese giga de descarga mediante 4G, que quizás podría llegar si los operadores pudiesen agregar además de sus bandas con licencias parte de las bandas que no requieren licencias, y si no es en 2018 en 2019 es seguro que ya veremos redes móviles capaces de ofrecer velocidades de descarga a la altura de la fibra, incluso antes de la llegada del 5G.

Eso sí, actualmente parece que tenemos suficiente con esas redes que ya nos permiten alcanzar fácilmente más de 100 Mbps de descarga, aunque no cabe duda que cada vez necesitaremos velocidades superiores. Aquí podría chocar también el tema de la velocidad con los bonos de datos de las tarifas móviles, porque de poco sirven velocidades punteras si luego nuestra tarifa nos dura cuatro días. Pero un punto que quizás nos debería preocupar también es el de la capacidad.

La pelea actual se debería centrar no en la velocidad, si no en que las antenas sean capaces de ofrecer un buen servicio en espacio concurridos

Todos hemos sufrido en alguna ocasión como en lugares muy concurridos (conciertos, partidos de fútbol, fiestas populares) la calidad de la red móvil disminuía con creces, llegando incluso al punto de que a pesar de tener el marcador de cobertura completo era imposible conectarse a internet. Ése debería ser el punto que debería ocupar al departamento de ingeniería de los operadores, que sus clientes no se queden sin internet porque a una misma antena haya miles de usuarios conectados.

De hecho es algo en lo que los operadores españoles están trabajando y se está notando de hecho en los últimos meses, con mejorías en esas situaciones que al que aquí escribe le permite ver las repeticiones de las jugadas polémicas en el móvil mientras estoy en San Mamés, pero todavía queda trabajo por delante. El futuro 5G también ayudará a mejorar esa experiencia, pero las redes virtualizadas, que permiten desviar capacidad de red de una antena a golpe de click, permitirán mejorar ese aspecto antes de 2020.

En Xataka Móvil | Así continúa la carrera por tener la mejor cobertura de fibra y 4G en España

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio