Segovia y Talavera de la Reina serán los campos de prueba de Telefónica con el 5G

Segovia y Talavera de la Reina serán los campos de prueba de Telefónica con el 5G

Publicidad

El 5G está más cerca que nunca. Tras años en los que no hemos parado de recibir noticias sobre sus ventajas, distintas pruebas y posibles fechas de llegada al mercado, ahora ya contamos con una primera definición del estándar y los países se están preparando para hacerle hueco. Todo tiene que estar listo para el que parece que será el año clave para su llegada a las calles: 2020.

Y los españoles ya podemos dejar de mirar con envidia a otros países en los que algunos operadores se han apresurado a asegurar que dispondrán de 5G antes de esa fecha. Telefónica ha anunciado hoy que este mismo año empezará a probar las bondades del 5G, de la mano de Ericsson y Nokia, en dos ciudades: Talavera de la Reina y Segovia. El calendario se inicia ahora, pero el despliegue real sigue estando fijado en 2020.

Telefónica ya se quedó atrás en los inicios del 4G en España, cuando su empeño por esperar a la liberalización de la banda de los 800 MHz le hizo comenzar su despliegue más tarde que todos sus rivales (y firmando un acuerdo con Yoigo para acceder a su 4G), y no quiere que ese error se repita en el caso del 5G. Así, sus pruebas de campo reales se iniciarán ya, antes que las pruebas de ningún otro operador en España, aunque Vodafone también está aplicando ciertas características del 5G a su red 4G.

Del 5G aplicado al 4G al despliegue real en 2020

Fases del despliegue del 5G de Telefónica Fases del despliegue del 5G de Telefónica

Segovia y Talavera de la Reina, con 53.000 y 83.300 habitantes respectivamente, se convertirán en los próximos meses en laboratorios vivos, aunque el enfoque de Telefónica es desarrollar el despliegue en base a nuevos casos de uso, que se aplicarán a distintos ámbitos: turismo, movilidad, sociedad digital o industria (cerámica y logística en el caso de la población toledana).

La primera fase, que a su vez estará dividida en dos subfases, tendrá lugar entre 2018 y 2019. La red 4G se verá beneficiada en ambas ciudades, ya que se implementarán capacidades del 5G en ella, agregando portadoras, aplicando nuevas modulaciones o mMIMO. En consecuencia la red ganará tanto en velocidad, como en latencia (menor) y capacidad.

La segunda subfase será la que ya lleve las redes 5G, primero en modo non stand alone (apoyada en el 4G) y posteriormente sin necesidad de recurrir a la anterior generación, teniendo ya en cuenta la primera release del 3GPP, lanzada en diciembre de 2017 y que será completada en junio de 2018. La segunda fase será la del despliegue definitivo de redes 5G, que se produciría en 2020.

Coche conectado, control de drones...

Una de las aplicaciones que más se hará notar será el V2X: coches conectados para evitar accidentes y ayudar a la gestión del tráfico

Una de las primeras aplicaciones prácticas del 5G que podremos ver en ambas ciudades será la del coche conectado. El operador y sus proveedores de red están colaborando con SEAT y FICOSA para poner en marcha el V2X o vehicle to everything. Ello significa que los coches preparados ello que circulen por Segovia o Talavera estarán conectados a la infraestructura de las ciudades (semáforos, señales...) con el fin de mejorar la seguridad vial y la gestión del tráfico.

También se probarán conexiones remotas en las que una latencia reducida es clave, como en el caso de control remoto de drones. Otros casos de uso que se podrán ver serán servicios turísticos con aplicaciones con realidad virtual y aumentada, juegos online en movilidad, la automatización y digitalización de procesos industriales, telemedicina o la implantación de IoT para evolucionar las ciudades a smart cities.

Todo sobre 5G en Xataka

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio