Ni con el apoyo de 55 de los más grandes operadores del mundo: Chat llegará con años de retraso

Ni con el apoyo de 55 de los más grandes operadores del mundo: Chat llegará con años de retraso

Publicidad

Febrero de 2012. 2012. Seis años. Seis años han pasado desde que los operadores decidiesen tomar cartas en el asunto de la mensajería instantánea vía app. Hasta entonces sus cuentas habían disfrutado de los años de mayor popularidad de los SMS, aquellos que solo permitían texto plano y que no eran nada baratos, pero el crecimiento exponencial de WhatsApp y otras aplicaciones cortaron por lo sano aquel rentable negocio.

El estándar RCS es conocido desde entonces y ha estado detrás de algún intento de desbancar a WhatsApp, como aquel Joyn, pero ni la compra de Jibe por parte de Google para potenciar su desarrollo ha dado resultado. El apoyo de Microsoft, 11 fabricantes de smartphones y 55 operadores (Telefónica, Orange y Vodafone, entre otros) ha sido insuficiente hasta ahora y Chat, el nuevo vestido para RCS de Google, apunta a llevar el mismo camino. Llega muy, muy tarde.

¿Cuántas aplicaciones de mensajería tenéis instaladas en vuestro móvil? Lo más probable es que sea solo una y teniendo en cuenta la procedencia de los lectores de este medio seguramente sea WhatsApp. Puede que muchos también tengáis el Messenger de Facebook, casi por obligación, o una tercera los más tecnológicos: Telegram. ¿Pero estaríais dispuestos a tener una más o a sustituir una de ellas por otra, con la que no podréis hablar con todos vuestros contactos? Ahí queda la pregunta.

El estándar que nunca acaba de despegar

Empresas que apoyan RCS

Al estándar RCS no le faltan apoyos ni muchos menos. En la imagen sobre estas líneas tenéis el, ya viejo, listado de empresas que lo apoyan, especialmente nutrido por los mayores operadores del mundo: Telefónica, Orange, T-Mobile- Vodafone, Telenor, AT&T, NTT Docomo, Rogers... Y en la ecuación también están importantes fabricantes, como Samsung, Huawei, LG, Alcatel o HTC. No hay falta de apoyos pero Firefox OS también tuvo importantes apoyos y ya sabemos cómo acabó.

En el desarrollo del RCS se mezclan los intereses de los operadores, por recuperar el espacio perdido en la mensajería, y de Google, que lleva años virando su estrategia en torno a la mensajería con distintas aplicaciones creadas y cerradas. Pero solo hay que fijarse en la actividad del blog de Google para ver los escasos avances que se han dado en los últimos tiempos: todo lo que se ha logrado es que ciertos operadores y fabricantes ofrezcan el estándar a sus clientes, sin lograr un alcance global real.

Hasta las empresas han dado ya la espalda a los operadores, sustituyendo los SMS por redes sociales y WhatsApp

Además de que no tiene una disponibilidad global, el estándar RCS tiene un problema de difícil solución: no tiene el apoyo de Apple. Y no es Apple, son los millones de usuarios que usan iOS los que no están en el mundo RCS y que por tanto no pueden ser contactados por esta vía. Bueno, sí pueden ser contactados pero los mensajes les llegarán en formato SMS. Adiós a todas las ventajas del RCS, que dicho sea de paso, no ofrece nada que no ofrezcan las apps ya conocidas.

Por eso podemos decir que el nuevo disfraz que le va a dar Google a RCS, en forma de Chat, no es más que otro bandazo de un estándar que nunca ha acabado de despegar. Llega años tarde, incluso cuando las empresas ya han abandonado el SMS como forma de contacto, en favor de las redes sociales y de WhatsApp Business. Google y los operadores pueden seguir dando palos de ciego, pero la tarta ya está repartida.

En Xataka | Así es Chat, la tecnología con la que Google y las operadoras quieren competir con WhatsApp e iMessages

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio